viernes, 29 de noviembre de 2013

Nevaditos #RecetasSolidariasParaNavidad



Creo que ya es momento de empezar a ponerle un aire navideño a Bienmesabe, y comienzo con un dulce del que mi chico es un verdadero apasionado, los nevaditos. Con esta receta quiero colaborar nuevamente en la iniciativa #RecetasSolidariasParaNavidad, ya que es muy económica.

Hasta ahora siempre los he comprado hechos pero hace unos días dándome un paseo por internet me encontré con el blog Secretos de pastelero y allí había una maravillosa receta de nevaditos que me pareció estupenda y fácil de preparar. La he tomado prestada y el resultado ha sido fantástico, estaban buenísimos (y digo estaban porque duraron muy poco en casa) y preparé la mitad a modo tradicional con azúcar glasse y la otra mitad los recubrí de chocolate negro. Ambos estaban espectaculares pero los de chocolate nos han gustado un poquito más.

Dentro de pocos días volveré a hornear y haré más cantidad visto el éxito que han tenido y lo rápido que se hacen. Os animo a poner en práctica esta receta porque estoy segura que el resultado os va a encantar.

Con las cantidades que os doy salieron 22 nevaditos de tamaño más bien pequeño, dos o tres bocaditos.

Ingredientes

100 gramos de manteca de cerdo
50 ml de vino blanco
250 gramos de harina de repostería
1 cucharada sopera de azúcar
Una pizca de sal
Para el acabado
Azúcar glasé
Nata líquida
125 gramos chocolate de cobertura 

Meterse en faena

Ponemos la manteca junto con la cucharada de azúcar y la pizca de sal en un bol. Lo ideal sería que la manteca alcanzara punto de pomada pero ahora con estos fríos por mucho que la dejemos a temperatura ambiente no ablanda, así que simplemente comenzamos a amasar con las manos y ese calor reblandecerá la manteca. Cuando esté blandita añadimos el vino de poco a poco para ir integrándolo y por último añadimos la harina y trabajamos hasta que nos quede una masa compacta, flexible y muy suave.

Envolvemos en papel film y metemos al frigorífico unos 10 minutos para que coja cuerpo, si hace mucho frio no será necesario este paso.


Estiramos con el rodillo y dejamos un grosor de 1 centímetro y medio, con ayuda de un cortapastas o un vasito de chupito o cualquier otra cosa cortamos la masa y colocamos sobre una placa de horno recubierta de papel sulfurizado. Toda la masa que nos quede, la volvemos a amasar, estirar y cortar y hacemos ese proceso hasta acabar toda la masa.




Horno precalentado a 180ºC, horneamos por espacio de uno 20 ó 30 minutos, dependerá del horno, hasta que veamos que están bien cocidos y empiezan a coger color. El nevadito no debe quedar bandito al tacto, sino durito.


Sacamos del horno y cuando hayan perdido algo de calor rebozamos en azúcar glasé y reservamos.
En un recipiente al baño maría ponemos la cobertura de chocolate y un chorrito de nata líquida hasta que funda y tengamos una cobertura preparada. Se puede hacer también en el microondas vigilando constantemente para que el chocolate no se queme.

Pasamos la mitad de los nevaditos por la cobertura de chocolate ayudándonos de un tenedor, dejamos que escurra el exceso y los colocamos en una fuente sobre papel sulfurizado para que enfríe y solidifique (tardará unas horas), el resto de los nevaditos se espolvorean generosamente de azúcar glasé.


Y sólo nos queda comerlos, como veis es una receta muy fácil y están buenísimos.

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Crema de calabaza



Hace unos días recibí en casa una caja de verduras frescas por cortesía de http://www.vivelafruta.com/.  En los próximos días os iré poniendo distintas recetas que he elaborado con los ingredientes que traía.

La caja venía muy surtida, eran cerca de 20 kg de verdura y contenía entre otras cosas, puerros, zanahorias, calabaza, coliflor, col, pimientos, patatas, berenjenas, calabacín, tomates, ajos, cebollas…
En cuanto vi toda aquella verdura de primera calidad en mi cocina mi cabeza ya se puso a pensar en qué iba a emplearla. Esta semana estoy muy acatarrada y me ha venido muy bien la calabaza que incluía la caja, porque he hecho una crema de calabaza que sienta super bien, está buenísima y lo mejor es que los chicos de http://www.vivelafruta.com/ enviaron en su caja todos los ingredientes que necesitaba para hacerla.


Recetas de crema de calabaza hay muchísimas, a mí me dio esta mi cuñada Susana que a su vez la sacó de un libro de Karlos Arguiñano y en casa se ha convertido en nuestra crema de calabaza favorita.

Con los ingredientes que os doy saldrán 4 ó 5 raciones generosas.

Ingredientes

1 kg de calabaza
1 Pimiento italiano
1 cebolla
2 dientes de ajo
1 tomate maduro
Aceite de oliva
Sal
Agua

Para acabar el plato

Semillas de amapola
Nata liquida

Meterse en faena

Limpiamos y troceamos a dado grueso la cebolla, el pimiento y los dientes de ajo y los ponemos a pochar en una cazuela con un fondo de aceite de oliva y un polvito de sal para que sude. Dejamos que se vaya haciendo a fuego medio. Pelamos y troceamos el tomate quitándole las semillas, se puede usar también tomate triturado. Se lo añadimos a la verdura cuando esté sudadita. Rehogamos bien y añadimos la calabaza limpia y troceada a dado grueso, damos unas vueltas y cubrimos de agua, dejamos cocer hasta que la calabaza esté muy tierna, a mí me gusta cocerla unos 40 minutos.

Trituramos y volvemos a llevar a punto de ebullición para eliminarle las burbujas de aire, si queréis un acabado más fino se puede pasar por un colador de malla fina.

Servimos y para acabar el plato yo le he puesto unas gotas de nata  semi  montada sobre las que he pasado un palillo para formar un dibujo (si deseáis un dibujo más definido hay que montar la nata más, pero yo no lo creí necesario)  y he espolvoreado con semillas de amapola, que me encanta encontrarme el crujiente de las semillas mientras como.

Quitando la nata que es sólo para acabar el plato esta receta es absolutamente vegana por eso la etiqueto como tal.

¡Vitaminas contra el catarro!

lunes, 25 de noviembre de 2013

Croquetas para todos los gustos



Yo creo que las croquetas son de esas cosas que siempre asociamos a nuestras abuelas y madres, se pueden hacer de muchos sabores y son ideales para reaprovechar restos de otras elaboraciones, como las croquetas de cocido, ay que ricas.

Tradicionalmente las croquetas siempre se han hecho con harina de trigo y leche y es como solemos encontrarlas pero en este recopilatorio de recetas que he hecho leyendo blogs pertenecientes a http://red.facilisimo.com/ me he encontrado algunas recetas muy interesantes que no llevan alguno de esos ingredientes que tantos problemas dan a personas con intolerancias alimentarias. 

Para este segundo post colaborativo para http://www.facilisimo.com/ me he centrado en las croquetas, una elaboración que pese a que algunos llaman vulgares a mi me parecen maravillosas, creo que encierran mucha esencia de la cocina tradicional a la que tanto respeto y cariño le tengo y a la vez se puede innovar con ellas como vamos a ver.
He buscado mucho en muchos blogs distintos y espero que haya croquetas para todos los gustos.

Si os gustan las verduras y seguís una dieta ovolactovegetariana Dolorss Balaguer del blog Blog de cuina de la dolorss nos trae una receta de Croquetas con verduras y queso que es absolutamente maravillosa, esta receta tengo que tomársela prestada a Dolorss un día.

http://3.bp.blogspot.com/-ni-eICik6qA/Ui7yslWrWXI/AAAAAAAADAU/XzOUJudc2DA/s640/croqueta+de+jam%C3%B3n+cremosa+01.JPG

Si os gusta el marisquito, Marga del blog El puchero de Morguix tiene una receta de Croquetas de gambas y huevo duro fantástica.

http://www.morguix.com/2012/03/croquetas-de-gambas.html
Si os apetece probar unas croquetas diferentes o no podemos tomar harina o leche, os recomiendo que le echéis un vistazo a esta receta de Caty Pol del blog Circus Day que tiene una receta de Croquetas con verduritas y avena de lo más sugerente.

http://circusday.blogspot.com.es/2011/10/croquetas-de-avena-y-verduritas.html

Si os gusta apostar por los sabores tradicionales María Villoría del blog Dulces Sueños tiene unas Croquetas de jamón y queso buenísimas.

http://ladulzurademari.blogspot.com.es/2013/10/croquetas-de-jamon-y-queso.html

Ahora que estamos en plena temporada de setas, Josean MG del blog Mi Horno de leña nos da una receta de Croquetas de setas, con video explicativo de cómo se realizan.

http://hornodelena.blogspot.com.es/2013/05/croquetas-de-setas.html

El blog Recetillas de Mer nos propone unas croquetas de lo mas curiosas, al menos a mí me han llamado mucho la atención, Croquetas con harina de garbanzo y chorizo, suena muy apetecible.

http://recetillasdemer.blogspot.com.es/2012/08/tenia-harina-de-garbanzos-que-mi-cunada.html

Y para acabar este recorrido por el mundo de las croquetas os dejo una receta mía deCroquetas de jamón cremosas que se deshacen en la boca y son simplemente deliciosas.

http://bien-me-sabe.blogspot.com.es/2013/09/croquetas-de-jamon-cremosas.html

Espero que os haya resultado interesante este post y si quereis ver más formas de elaborar  croquetas os invito a visitar http://www.facilisimo.com/ que allí encontrareis muchísimas más recetas, estas son sólo un ejemplo.


viernes, 22 de noviembre de 2013

Cake de plátano y chocolate



La receta de hoy es una pura bomba energética, para los niños va muy bien porque combina fruta y chocolate, para los no tan niños, también va bien pero con moderación, esta receta no es light y aunque sabéis de mi predilección por los bizcochos de yogurt, de vez en cuando también está muy bien  hacerle un hueco a la repostería  elaborada con mantequilla.

Por si alguien se confunde y no sabe las diferencias entre bizcochos y cake, los primeros se elaboran con aceites, casi siempre de oliva o girasol, y los segundos se hacen con mantequilla y hay que integrarles los huevos de uno en uno. Los cake son más densos, resultan más húmedos y su horneado es más largo. Se suelen hacer en moldes rectangulares (aunque ya se hacen en cualquier tipo de molde) y muchas veces llevan algún tipo de fruta. 

He cogido la receta prestada de AQUI y he de reconocer que en casa ha tenido distinta acogida, a mi chico le ha entusiasmado, a mí, al primer mordisco me dejó un poco indiferente pero los siguientes bocados me fueron conquistando. No es demasiado dulce, se le nota mucho el sabor a chocolate y se distingue perfectamente el sabor a plátano. Os animo a probarlo porque es un cake muy interesante.

Ingredientes

125 g de mantequilla en pomada
180 g de azúcar
2 huevos a temperatura ambiente
2 plátanos maduros
200 g de harina
25 g de cacao en polvo puro (yo usé marca Valor)
½ sobre impulsor químico, tipo royal
75 g de gotas de chocolate
Un pellizco de sal

Meterse en faena

Precalentamos el horno a 170ºC, calor arriba y abajo, sin aire.

Comenzamos mezclando la mantequilla a punto de pomada con el azúcar, batimos bien hasta conseguir una especie de crema. Le añadimos los huevos a temperatura ambiente de uno en uno, no incorporando el segundo hasta que el primero no se haya integrado bien en la masa.

Pelamos los plátanos, si están muy maduros simplemente los aplastaremos con un tenedor y se los echamos a la mezcla, si estuvieran demasiado firmes para aplastarlos con el tenedor los pasamos por la batidora. Pese a que la fruta ha de estar madura no aconsejo usar plátanos excesivamente maduros, si se os han puesto marrones por dentro y están muy blandos, no los uséis.
Incorporamos los elementos secos, harina, cacao, gotas de chocolate, impulsor químico y pizca de sal y movemos bien hasta conseguir una pasta homogénea. 

Untamos un molde de cake con mantequilla y para conseguir desmoldarlo de manera más fácil, cortamos una tira de papel de horneado y colocamos en el fondo del molde a todo lo largo del mismo dejando que sobresalga un poco por los bordes. Este sencillo truco nos ayudará mucho cuando tengamos que sacar el cake del molde.


Metemos al horno y dejamos que hornee tranquilamente, cuando el cake haya subido y agrietado por arriba (tarda unos 40 ó 50 minutos) tapamos con papel de aluminio y seguimos horneando por espacio de otros 20 ó 30 minutos aproximadamente, pinchamos con un palo de brocheta y si sale limpio es que está cocido.

Sacamos del horno y dejamos que atempere durante unos 15 minutos y desmoldamos. Dejar enfriar totalmente antes de cortarlo.


"¡¡¡Plantástico!!!"

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Pollitos picantones con cerveza y hierbas provenzales #RecetasSolidariasParaNavidad



Hoy traigo una receta muy sencilla de preparar, sana y muy económica, lo que la hace ideal para la propuesta de #RecetasSolidariasParaNavidad.

Los pollitos picantones, también conocidos como pollitos tomateros, son estupendos para hacer al horno o estofados, vienen bastante limpios y normalmente se comercializan en envases de dos unidades, cada pollito es una ración individual, aunque yo nunca suelo acabármelo, también os lo digo.


Su piel es muy fina y delicada, siempre hay que cocinarlos con ella ya que estas aves apenas tienen grasa y su carne es muy suave, no tienen mucho sabor por lo que es importante condimentarlos bien si no quedaría un plato muy sosito.

Esta vez los he preparado al horno con cerveza y hierbas provenzales, quedó un plato muy bajo en grasa, fácil de hacer y con el leve sabor amargo que aporta la cerveza que a mí me resulta especialmente agradable.

Ingredientes para 2 personas

2 pollitos picantones
1 Zanahoria grande
2 patatas grandes
8 tomates cherry
250 ml cerveza
1 limón
Sal
Pimienta negra molida
Aceite oliva
Hierbas provenzales

Meterse en faena

Precalentamos el horno a 170ºC

Repasamos bien los pollitos para eliminar cualquier plumilla o cañamón que pudieran tener, introducimos en su interior un trozo de limón y con hilo de bramante lo bridamos para que mantenga una forma más bonita en el horno.

Para bridar el pollo necesitamos un trozo de hilo de bramante 3 veces más largo que el pollo. Comenzamos pasando el hilo por debajo de las patitas, dejando ambos extremos del hilo del mismo largo, anudamos y llevamos cada punta del hilo a los muslitos, cruzamos por abajo y apretamos bien para que los muslitos queden bien marcados, volvemos a anudar y por la parte de abajo del pollito llevamos el hilo hacia las alitas manteniéndolas sujetas debajo del ave. Anudamos y ya lo tenemos preparado. Esta es una forma de bridar sin aguja y sencilla, que espero haber sabido explicar bien.

En un pequeño bol hacemos una mezcla con un poco de sal y pimienta, dos cucharadas de hierbas provenzales, el zumo de medio limón y una cucharada de aceite de oliva. Movemos y frotamos bien los pollitos con esta mezcla para condimentarlos.

Pelamos las patatas y zanahoria,  las partimos a rodajas, las colocamos sobre una fuente de horno,  partimos a la mitad los tomates cherry y los colocamos sobre las patatas. Salpimentamos. Sobre esa cama ponemos los pollitos y rociamos con la cerveza y unas gotas de agua, aprovechamos también si nos queda algo de la mezcla de condimentar las aves.


Para esta receta recomiendo usar una cerveza de buena o media calidad, no la mas baratita, no hay mucha diferencia de precio y el sabor cambia mucho.

Metemos al horno y dejamos que vayan horneando lentamente por espacio de unos 60 minutos, cuando veamos que las patatas están tiernas y los pollitos cocinados, subimos la temperatura a 200ºC para que los pollitos doren y se consuma el caldo que pudieran tener, giramos los pollitos cada 10 minutos para que doren uniformemente.

Una vez dorados sacar del horno y con cuidado de no quemarnos retirar las bridas, colocamos las patatas en el fondo de una fuente y los pollitos encima, salseamos con el juguito que quede en la fuente de horneado.


Una manera muy sencilla de preparar esta carne, muy económica, muy sana, y están buenísimos.
Blogging tips